¿Por qué no me creen?

A un árbol se le identifica por su fruto. Si el árbol es bueno, su fruto será bueno. Si el árbol es malo, su fruto será malo.

Mateo 12:33 (NTV)

Hace tiempo contaban una historia que creó aun hoy en día se sigue contando, depende del lugar en donde vives tiene diferente nombre el personaje, pero la historia es la misma. Cuenta que un pastorcito, hoy lo llamaremos juanito, mientras cuidaba sus ovejas y en un momento de aburrimiento quiso hacerle una broma a la aldea ya que se encontraba cerca. Mientras pensaba en una idea para la broma, se le vino a la mente gritar: “¡LOBO! ¡LOBO!”, para ver la reacción de la gente.

Sigue leyendo

Equipo


Quizá yo no sepa mucho de fútbol. Quizá sea el menos sabe de fútbol el todo el mundo. Pero, ahora que esta el auge del mundial de Rusia 2018, pueda hablar un poco de fútbol sin tener la autoridad para hacerlo, puesto que no soy ni futbolista ni entrenador ni comentarista ni nada.

Pero hubo una situación que me llamo mucho la atención. La selección de Argentina. Siendo una clara favorita para ganar un titulo así de importante, con grandes figuras y grande historia, va pasando un pésimo momento. Parece ser que hay división en el vestuario, parece que los jugadores no se conocen, no se entienden, parece que es una selección primeriza en este tipo de competencias.

Sigue leyendo

Nada de nada

¿Acaso hay algo que pueda separarnos del amor de Cristo? ¿Será que él ya no nos ama si tenemos problemas o aflicciones, si somos perseguidos o pasamos hambre o estamos en la miseria o en el peligro o bajo amenaza de muerte? (Romanos 8:35 NTV)

El diccionario de la Real Academia Española define la palabra separar como: Establecer distancia, o aumentarla, entre algo o alguien y una persona, animal, lugar o cosa que se toman como punto de referencia.

Aquí el apóstol Pablo nos pregunta si podría haber algo que nos pueda separar del amor de Cristo, del amor de Dios. En muchas de las veces cuando nosotros nos sentimos alejados del amor de Dios, es porque parece que él nos ha dejado solos, nos ha dejado en nuestros propios caminos, y pensamos que él lo ha hecho porque no somos dignos de ese amor.

Entendamos que el amor no es cuestión de un sentimiento solamente, porque si así lo fuera, cada mañana, dependiendo del estado de ánimo en que nos levantamos, ese amor cambiaría. Pero el amor se trata de una decisión, el amor se trata de un compromiso. El amor verdadero, siempre, sin excepción alguna, busca el bien para el ser amado.

Sigue leyendo

Ser diferente!

Hola a todos, espero que estén muy bien!

Los días pasan como hojas…. que caen de un árbol, si cierras los ojos ya no las podrás ver caer..lo cual me ha echo pensar, en que nosotros como cristianos estamos llamados a un camino mas alto y mas perfecto , se que suena un poco místico, pero no lo es… 🙂

cuando hablo de un camino mas alto, me refiero, a nuestras actitudes… en el diario vivir… algo que hagamos que haga la diferencia…para que otros puedan ver a Cristo..

Hoy quiero hablarles de 1 sola palabra llamada: ENOJO

En lo personal no me gusta que la gente se enfade, y menos conmigo, pero se que enojarse, es algo que es parte de nosotros… y siempre ha habido en mi una incognita, sobre el porque nos enojamos????’

Sigue leyendo

¿Dónde voy a dormir?

Jesús respondió: Los zorros tienen cuevas donde vivir y los pájaros tienen nidos, pero el Hijo del Hombre no tiene ni siquiera un lugar donde recostar la cabeza.
Mateo 8:20 (NTV)

Un hombre se presento ante el Señor para pedirle su permiso de seguirlo. Quizá lo vio muy bien vestido. A lo mejor se veía muy delicada su apariencia. No lo se. Pero al verlo Jesús tuvo que hace esta declaración.

No se si al pedirle permiso estaba pidiendo un seguro de que le iba a ir bien al tomar esa decisión, que de ahí en adelante él viviría bien. Pero el Señor estaba diciéndole, que tendría que pasar dificultadas si decidía seguirlo.

Le estaba advirtiendo que el Hijo del Hombre no tiene ni siquiera donde recostar su cabeza. Estaba probando su decisión, estaba mirando su corazón para saber sus intenciones.

Al igual que hizo Noemí con Rut y Orfa, las despidió para que siguieran su corazón. Les dijo que volvieran a sus dioses, que regresaran a sus casas, que volvieran a vivir su vida antigua. Una la obedeció, pero Rut decidió seguirla a pesar de que ya había caído en cuenta que no iba a ser fácil. Pero ella escogió al Dios de Noemí y Dios la recompenso al ser la  bisabuela del rey David, y ser parte de la genealogía del Salvador.

Igualmente nosotros podemos presentarnos delante le Señor y decirle: Señor, permiteme seguirte, obedecerte. Envíame a mi, donde quiera que tu quieras que vaya, iré. Si ese es tu caso, no te sorprendas si el Señor te pone a prueba para TU estas seguro de la decisión que vas a tomar. Como bien dicen por ahí: “del dicho al hecho, hay mucho trecho.”

Quizá nos encontremos pidiendo un seguro de bienestar disfrazado de consejo o aprobación. No sé si ese maestro de la ley sopesó lo que había pedido. Tampoco sé si lo siguió o no. Pero sé que el Señor nos probara a nosotros para sacar a luz nuestras intenciones.